Tachos ecológicos una solución a la basura ecológica

tachos ecologicos

Treehugger.com, un sitio de noticias e información sobre el medio ambiente, informa de que “el reciclaje es la piedra angular de la vida sostenible”. Lamentablemente, no se trata sólo de cómo vivimos, sino de cómo nos movemos. De hecho, el reciclaje para el transporte consume más energía que la que utilizan los vehículos comerciales para el mismo tipo de viaje si no se realiza ningún tipo de reciclaje”. En Estados Unidos, los consumidores produjeron más de 254 millones de toneladas de basura en 2012. ¿Qué significa esto? ¡Qué hay que tener más tachos de basura -o receptáculos- ecológicos!

Los tachos de basura ecológicos son una solución a la basura ecológica. Son pequeños y compactos, y pueden colocarse en cualquier lugar de su casa u oficina. Tienen una doble función, ya que son a la vez un tacho de basura y un purificador de aire.

Los tachos de basura ecológicos están fabricados con materiales naturales como el bambú, la madera y la piedra. Tienen un diseño abierto para que pueda ver el interior en todo momento. De este modo, sabrá cuándo es el momento de vaciar el cubo.

En el mercado actual existen diferentes tipos de tachos de basura ecológicos:

Un simple tacho con tapa, que puedes utilizar en tu cocina o baño. Es ideal para almacenar botellas y otros artículos que puedan perder líquidos. También puedes utilizar estos en otras habitaciones si quieres mantener el orden sin ocupar demasiado espacio (por ejemplo, los zapatos).

Un pequeño tacho de basura para el escritorio o la oficina que parece una versión en miniatura del de la cocina (con tapa). Este tipo de papelera es perfecta para mantener los papeles organizados o para guardar objetos pequeños como bolígrafos y lápices, clips y gomas, etc.

El tacho de basura ecológico es una forma fácil y económica de reducir el impacto de su hogar en el medio ambiente. Se trata de un sencillo cubo de basura que separa los residuos en cinco categorías: orgánicos, compostables, reciclables, peligrosos y no reciclables.

Los residuos orgánicos van en la pequeña bolsa de plástico de la esquina superior izquierda. Esto incluye los restos de comida y los residuos de jardín. La composta es un proceso natural que nos permite devolver los materiales orgánicos a la tierra. Los microorganismos que viven en nuestro suelo necesitan nutrientes para descomponer la materia orgánica y devolverla a su estado original. El proceso de compostaje tiene lugar fuera de nuestras casas, pero el uso de un tacho de basura ecológico ayudará a mantener los materiales orgánicos fuera de los vertederos para que no acaben en un vertedero por error.

Los materiales reciclables van en la tercera sección del lado derecho. Esto incluye las latas de aluminio, las botellas de vidrio y los envases de plástico con los símbolos de reciclaje del 1 al 7 (por ejemplo, HDPE). El reciclaje reduce nuestra demanda de recursos vírgenes y conserva la energía utilizada en la fabricación de nuevos productos a partir de materias primas u otros productos, al reutilizarlos en su lugar (EPA)